Clase de Humanidad. Mensaje recibido en Registros Akaschicos en tiempos de San Francisco de Asís

Clase de Humanidad. Mensaje recibido en Registros Akaschicos en…

Este mensaje hace parte de una sesión de Registros Akashicos. Quien consulta, pregunta sobre sus dones y talentos para compartirlos más conscientemente. Su alma y guía nos lleva a una experiencia de vida como un joven llamado Alessandro quien camino al lado de San Francisco de Asís.  El mensaje recibido es una hermosa clase sobre “Humanidad”.

Habla Kalea:

Puedes estar en una habitación totalmente a oscuras y con tan solo tu intención puedes crear un espacio de luz. Y con esa tenue luz, a pesar de ser más grande el vacío y la oscuridad, ya no hay total oscuridad. Así que expándete y esto es imaginar que eres una luz brillante que se irradia hacia todas las direcciones. Puedes creer que la habitación te contiene, bueno, a medida que te expandes la luz es tan grande que tu contienes a la habitación… tu contienes todo, permítete sentir como tu estas contenida en el todo, que es el amor de Dios, esta es la fuerza, valor, la fe y la esperanza. Es un amor disponible para ti y para todos.

Comienzan los guías a hablar:

Cuando les hablamos de tiempos de cambios y despertar, es despertar en el interior a lo real, a sus capacidades innatas de amar. Es despertar a la velocidad de la luz de esta expansión, este es el salto a recordar la promesa del amor, en libertad, sin juicios, por eso es tan especial estos momentos en la tierra, porque el despertar esta sucediendo en vivo y directo en tiempo real, no se trata que la tierra se acabe y  comenzar de nuevo, es como aquí y ahora desde lo cotidiano, los desafíos y  la incertidumbre en el hoy, como ustedes mismos van transformando sus propias leyes, estructuras y conceptos mentales, juicios de que es correcto o incorrecto,  debería o no debería; han estado eones de tiempos separados del amor que todo lo contiene, es algo tan innato, tan natural que pasa desapercibido y lo han olvidado y no se ve, no se toca, incluso algunos se niegan a sentirlo porque creen que no esta, por eso en la media que este despertar se de, es y será una realidad interior.  Y tu que preguntas por tus dones y atributos, tu tienes mucha Fe, y no es una palabra, ¿Cómo se la enseñas a alguien que no tiene Fe, que no confía o tiene susto?  ¿Cómo le vas a dar una clase de Fe? ¿Cómo tomas un tablero y le explicas?  Es tu energía, es la capacidad que tienes de tomar de la mano al otro, de trasmitirle y hacerle sentir esa luz, tu tienes esta capacidad.  Todos los días expándete, acostúmbrate a expandir tu luz a todo tu alrededor. Esto sucede en ti muy natural, vibra y es alegría, el sintonizarte empáticamente con el otro, con lo que piensa o siente. Es natural, ahora te das cuenta de esto, que es fácil en ti. Practícalo como el desarrollo de un talento, como una persona virtuosa en el piano, bueno, podría ponerse a practicar para desarrollar más su talento, es exactamente igual, no es que tengas que participar en un curso para aprender de esto, los conceptos se aprenden, es aceptar esa capacidad, este talento de este abrazo de Dios y de trasmitírselo al otro, y hacerlo todos los días para que sientas la expansión de lo que eres capaz de SER:  Tu energía con la energía de Dios como contiene todo.

Tu tienes esa capacidad, tu tomas de la mano al otro y abrazas su energía y le siembras esa luz,  como si el otro fuera la habitación oscura y el otro abre en el mismo una puerta y tu luz entra, y en la medida que el otro lo permita comienzan a abrirse más puertas y ventanas… cada vez se iluminan más, no te preocupes por títulos, nombres o  la técnica, es comenzar a serlo, aceptarlo y  que tu mente acepte lo fácil que es. Esto es en términos de luz, de energía y amor, términos que van más allá de las leyes físicas, te estamos hablando de esta capacidad.  Ahora si conectando esto a tus registros:

Habla Kalea:

Me muestran una vida, donde lo primero que siento es con San Francisco de Asís, como si hubieras sido un caminante o seguidor de el, eres un hombre muy delgado, veo el característico traje café y su lazo, y veo que haces lo que te dicen, tomar de la mano a otros y ser la guía y quien acompaña, pero más allá de eso dicen:

Hablan los guías:

Es humanidad. Tu tienes humanidad, tu tienes sensibilidad, lo que a veces le falta al mismo humano es ser más humano, y tu eres humana, tu te conectas con la humanidad del otro, y este talento, sensibilidad o empatía viene de esta vida con San Francisco de Asís. 

Habla Kalea:

Veo como vas es caminando y como tomas de la mano a todo el que encuentres en el camino, personas sin alimentos, descuidadas e incluso enfermos. Tu tomas de la mano los que otros no ven.  Es clarísimo, este hombre no va a sanar al otro, no va a quitarle el dolor físico o el hambre, el no va a crearle abundancia, lo que este hombre ve, es muy de la escuela del Maestro Jesús, el reconoce al SER HUMANO y lo toma de la mano y le habla al humano. 

Hablan los guías:

Porque a veces ustedes están olvidando que están tratando con un ser humano, solo miran lo que hizo o no hizo el otro, el como, la preocupación, el enredo y se olvidan de la necesidad humana de escucha y atención, se olvidan de mirar a los ojos, incluso de un saludo.

Habla Kalea:

Lo que haces es como detenerte y reconoces a ese ser humano y conversas con el, puede que para el mundo de afuera no sea nadie y tu lo reconoces, y eso le devuelve al otro una sensación de existir y de propósito.

No es que entras a transformar la vida el otro, tu energía lo hace, tu labor viene como Dios te tiene a ti, en sus manos, como tu puedes sentirlo y tener esa Fe y certeza, que a pesar de que este lloviendo, Dios te tiene en sus manos.   Tu esto se lo puedes trasmitir al otro, ya depende el otro que se permita el mismo como la habitación oscura abrir sus ventanas y puertas, para que tu luz, que es la misma luz de Dios, entre.  Y entonces la otra persona pueda ver su luz y reconocer que Dios lo tiene también en sus manos, entonces allí es donde se da la transformación, ese es el verdadero origen de la peregrinación.

Hablan los guías:

No es convertir al otro a un credo o sistema de pensamientos, la peregrinación o el verdadero peregrinaje es el amor, es humildad, es conexión, es reconocimiento, es HUMANIDAD. Es la verdadera enseñanza que el Maestro les enseño, el se vistió de humano y vivió como humano y se conecto con humanos y enseño y reconoció a aquellos humanos que no existían y el les devolvió la vida. Lo que el Maestro Jesús enseño fue HUMANIDAD, porque cuando cada uno de ustedes como humanos encuentren su humanidad, es porque encontraron su Divinidad.  Porque la Humanidad contiene la Divinidad y la Divinidad contiene la Humanidad.

Habla Kalea:

En este registro me muestran que el nombre de este monje es Alessandro. Que eres tu, es tu nombre y tu seguías y hacías parte de esta energía por así decirlo de San Francisco de Asís,  y dicen que tu antes de ser el monje, como que este joven Alessandro era muy humilde y con dificultades y San Francisco te tomo de la mano y te mostró el amor, te devolvió la esperanza, pero no fue que San Francisco te lo enseñara, tu misma, el joven Alessandro fue el que abrió su habitación oscura y cuando tus ojos se encontraron con los de San Francisco, viste el amor, sentiste en tu corazón y fue lo que impulso a Alessandro  a continuar la peregrinación: El mostrarle al otro y recordarle que es humano, que existe y que es amado, más allá de los desafíos o que este lloviendo. Siempre Dios, el amor y la divinidad, nos tiene en sus manos.

Eso es algo que, hablando sobre tu vida de hoy, es algo innato y es algo que con mucho amor y respeto lo dicen.

Hablan los guías:

Aprenden técnicas, pero les falta la humanidad, no se conectan con el otro, entonces no se conectan con las necesidades del otro, hay necesidades de escucha, el querer ser valorado y reconocido, tal ves es solo un silencio y un abrazo, que solo lo da la humanidad, porque cuando el ser es humano, entonces acepta su humanidad y sus necesidades. Ustedes pueden sentir y saber que el otro tiene frio, porque saben que es tener frio, pueden entrar a saciar el hambre del otro, porque saben que es sentir hambre, y esto no es solo lo físico, el hambre es el vacío. Eso es humano y tu querida, tu tienes eso, por eso te pedimos que expandas tu luz, porque hay muchas personas que sus vidas están en total transformación, que están pasando por diferentes situaciones, pero no lo muestran  por temor o por sostener algo, pero en el interior hay hambre de amor, hay soledad del amor de Dios, hay vacío, por eso tu que has tenido y has evolucionado en esta vida tus retos, tus vacíos, momentos de quiebre y temor, momentos de cambios; tu has tenido una escuela sobre la apariencia y la opinión, eso te ha enseñado y te ha devuelto a lo real, al núcleo y lo importante, ahora es como tu se lo puedes transmitir al otro, a tus hijos. Es el grande desafío y oportunidad. Esto es para todos es continuar enseñando el valor humano, el amor más allá de la doctrina, es enseñar como todo esta contenido en cada uno, y como todos están contenidos en el todo.

Habla Kalea:

Esto viene de Alessandro, y esta vida es la oportunidad de desarrollar y avivar esta energía, para cuando estés con alguien o hables con alguien o te cuenten algo de otro, tu desde tu casa te expandes y te imagines como te encuentras frente a frente a esa persona y le tomas de la mano y simplemente le hables.

Hablan los guías:

Tu misión, tu peregrinaje lo puedes hacer no solamente físicamente, es la expansión más allá de todas las leyes físicas, desde tu hogar con tu imaginación e intención te trasladas con tu luz a la habitación oscura del otro y lo tomas de la mano y le comienzas a hablar.    Allí hay inspiración, hay una siembra de la semilla.

Habla Kalea:

Vuelve Alessandro, alto y delgado, como si comiera una manzana de un árbol, te sientas debajo del manzano y solo miras el horizonte, un paisaje muy lindo dicen:

Hablan los guías:

Lo simple y lo valioso. Lo real y lo verdadero. La belleza de la esencia de la vida. Tu como Alessandro transcendiste la forma, lo material y no porque no se necesitará, porque si el joven Alessadandro no come, pues no vive, pero tu lo diste por derecho natural y pasaste de la supervivencia a la experiencia de la vida. A veces luchan por sobrevivir, luchan por sobrevivir a las cuentas, luchan por esto y lo otro, y no se detienen a vivir la experiencia en certeza y amor. El amor de Dios que los contiene y esta disponible, este amor es la abundancia, el alimento.

Tienes un talento de inspirar a otros, de acompañar y trasmitir la Fe.  Tienes un talento en la media que te expandas, te lo creas y te lo permitas. Tu fácilmente podrías acompañar a otros, nunca es tarde, eso te puede dar la forma, la técnica… pulir el exterior, pero la esencia ya esta, el valor, lo real, lo necesario ya esta.

Habla Kalea:

Me muestran un árbol cargado de muchos frutos, de flores, un árbol totalmente cargado, dicen que esa eres tu, el fruto cae y allí va la semilla, entonces cuando el fruto cae es la posibilidad de un nuevo árbol que nace, tu árbol que esta cargado tiene esa capacidad de compartir y de sembrar más semillas en otros, y ya le corresponde al otro si esa semilla crece o no. Ese es el despertar de este momento en nuestras vidas, no es afuera, el cambio es interior, de volver a sentir y amar la humanidad que tanto se ha perdido.  Por eso nos han hablado de la empatía, el 2021 es la empatía, la empatía es un puente para vivir el humano, para sentir al otro sin cargarlo, la empatía es la capacidad de poder conectar con el otro para inspirarlo, tu no te puedes cargar con el otro, tu tienes que expandirte y saber que puedes hablarle y hacer una diferencia, donde tal vez este lloviendo, y tu llegas y no es que salga del sol, no, estará lloviendo, porque el otro tal vez necesita aprender que en la lluvia también esta Dios, también en la tormenta esta la luz, cuando tu te cargas, equivale como si te metieras a ese aguacero pero con preocupación, la carga es mental, entonces es pensar y preocuparse sin acción, y allí te perdiste y te desconectaste del humano y lo real. Porque esa carga mental enrolla y supone.

Me dicen que así ha sido en muchas vidas, que no vale la pena ni la idea de esta sesión es ver cuantos bloqueos o cuantas veces no te has conectado con la humanidad, que ese no es el propósito, este es reconectarte con tu luz, reconectarte con tu humanidad, reconectarte con tu capacidad y que tu tengas el valor de expandirte más allá de los limites y saber que no es una forma, una técnica o un conocimiento, que eso viene después, el valor real es al amor.

Hablan los guías:

Es como tener una joya oculta, es lo que no se ve, pero que si esta allí, solamente aquellos que vean con los ojos adecuados podrán ver, es lo que queremos hoy traerte, es el momento de expandirte y vas a ver los resultados en ti. Comienza, recuerda es como un talento y es innato y vas a ser consciente de eso, el paso que sigue es hacerlo y hacerlo y hacerlo, practica, para que sea real para ti, para que tu te la creas, para que te liberes de las doctrinas y juicios y simplemente seas, es natural en ti y en todos. 

Como el joven Alessandro fue rescatado, tenia hambre y frio y se le dio de comer y abrigo, así tu y todos son abrazados por metáforas donde toda esa hambre y ese frio es una necesidad y soledad de amor. Es una necesidad de humanidad.

Amada lo que hoy les hemos dado es una clase de HUMANIDAD.

 Así que inhala y exhala.  Respira profundo.

Abrazos profundos de luz.  Yo soy Kalea, comparto parte de esa sesión y mensaje, con autorización de la hermosa maestra que es su protagonista. GRACIAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *